El festival vallenato ha terminado y la polémica por la elección del rey vallenato Ricardo Villafañe está más activa que nunca