Los buenos tiempos en el escenario aún siguen presentes