CARLOS VIVES Y CAMILO VIAJARON EN EL TIEMPO PARA TRAERNOS UN “BALONCITO VIEJO”